Inicio > Filosofía > El objetivismo de Ayn Rand

El objetivismo de Ayn Rand

aynrand.jpg

Ayn Rand (1905-1982)

 Ayn Rand (1905-1982), pensadora norteamericana de origen ruso, cuyo nombre original era Alissa Zinovyevna Rosenbaum, fue la creadora e impulsora de una corriente filosófica llamada el Objetivismo. Esta corriente filosófica se ocupa de la moral, la epistemología, la metafísica, la política y el derecho. Despojados de contaminaciones ideológicas, los cimienta y edifica sólo con el uso de la razón con un marcado acento individualista. Es el hombre, con su individualidad y cerebro, el encargado de descubrir el mundo, las leyes que lo gobiernan y las leyes éticas que regirán las relaciones con sus congéneres. Todo aquello bajo la premisa de la libertad individual para pensar y actuar. No acepta la fe, la revelación o los sentimientos como instrumentos epistemológicos. Ayn Rand ha resucitado al espíritu del antiguo siglo de la ilustración en el turbulento siglo XX plagado de ideologías y fetiches. La obra cumbre de Ayn Rand es una extensa novela publicada en 1957 titulada Atlas Shrugged y traducida al castellano con el nombre de La rebelión de Atlas. En ella, expone todo su pensamiento filosófico y como corolarios de él nos explica su ética y pensamiento político. En esta novela de 1251 páginas el lector habrá de encontrar las joyas del pensamiento randiano como quien busca diamantes en una inmensa mina. Es fundamental saber de antemano qué es lo que buscamos para poderlo encontrar en esta desproporcionada obra de ficción. Ayn Rand se ganó la vida como novelista y guionista en Hollywood; no perteneció al quisquilloso mundo universitario; su obra, aunque no muy extensa, brilla por lo profunda, clara y siempre actual; es polémica y provocadora e invita permanentemente a la reflexión.  Philosophy: Who needs it?, Introduction to Objectivist Epistemology, The Virtue of Selfishness, Capitalism: The Unknown Ideal, The Romantic Manifesto y sus novelas We the Living, The Fountainhead, Atlas Shrugged  y Anthem constituyen los trabajos más representativos de su pensamiento filosófico.

Immanuel Kant, en la Crítica de la Razón Pura, resumió la filosofía como la ciencia que responde tres preguntas: ¿qué puedo conocer?, ¿qué debo hacer? y ¿qué debo esperar? Estas tres preguntas definen la epistemología y la ética kantiana del creyente. Kant creía en la existencia, o la necesidad, del bien supremo: moralidad más felicidad, y para ello postulaba la inmortalidad del alma y la existencia de Dios. Para Kant el problema epistemológico lo debemos buscar no tanto en el objeto sino en los juicios analíticos del sujeto previos a cualquier experiencia (juicios analíticos a priori). Los juicios analíticos son como los axiomas o definiciones previos necesarios para el conocimiento, son también los predicados que ya están implícitos en el sujeto, por ejemplo: el triángulo es la figura geométrica de tres lados es un juicio analítico a priori pues la característica de tener tres lados está implícita en el sujeto triángulo. Esta visión kantiana no concuerda con la manera de proceder de las ciencias, como la física, pues los instrumentos mentales (lo juicios analíticos) necesarios para el conocimiento están construídos a partir de la experiencia, a posteriori. Por ejemplo: es el comportamiento corpuscular de la luz el que sugiere los postulados básicos (lo juicios analíticos) de la mecánica cuántica, no al revés. Lo mismo sucede con la matemática: cuando afirmamos que 5+7=12, ello es para Kant un juicio analítico a priori, ya en los números 5 y 7 está implícito el 12. Es muy claro que no está implícito, es un juicio derivado de la experiencia cotidiana de agrupar objetos Para la matemática, que abstrae de la experiencia, ello no es más que el resultado de una ley de composición interna entre números enteros llamada suma (+) que a la pareja {5,7} le asocia un número entero que denota con el símbolo 12 y que satisface una serie de propiedades de grupo que concuerdan con la experiencia cotidiana de sumar y restar. En caso contrario las propiedades de la suma (+) carecerían de interés. La operación suma no es, entonces, un elemento a priori sino a posteriori.

Muy por el contrario, para Ayn Rand las leyes epistemológicas son construídas a partir de la experiencia. Rand se apoya, para sus construcciones filosóficas, en leyes de la lógica aristotélica. Principalmente en:

La ley de identidad. A es A. Que podríamos ampliar en el lenguaje de las equivalencias: A equivale a A. Además: si A equivale a B y B equivale a C entonces A y C son equivalentes.

La ley de la no contradicción. La proposición A no puede tener el mismo valor de la proposición no A.

La ley del tercio excluído. La proposición A sólo puede tener dos valores (falso o verdadero), no hay otra posibilidad.  

Aquí debemos hacer algunas aclaraciones: En un esfuerzo por zafarse de las paradojas de las construcciones lógicas, los lógicos han introducido la lógica multivalente o difusa (fuzzy logic): El valor asignado a una proposición A puede ser un número real en el intervalo [0,1] del conjunto de los números reales. No necesariamente el valor de la proposición ha de ser bivalente: falso o verdadero, 0 ó 1. En lógica es fácil construír proposiciones que no satisfacen una lógica bivalente. Por ejemplo, la proposición: esta proposición es falsa es paradójica, no se le puede asignar un valor de verdad o falsedad, no es decidible. Si dices que es verdadera entonces ella misma es falsa y si dices que es falsa entonces es verdadera. En lógica difusa aquella proposición ha de tener un valor diferente al de falso o verdadero. Estas paradojas aparecen cuando sujeto y objeto se miran como elementos de la misma clase o categoría. Estas construcciones de la lógica apuntan más a la expansión de la misma teoría que a su aplicación a situaciones concretas en el mundo real. El mundo real es conocido por la mente humana con las leyes de la lógica bivalente. De hecho, todos los teoremas de la lógica difusa son juzgados con valores de falso o verdadero. Si el teorema es falso no puede publicarse en la revista Fuzzy Logic, por ejemplo, si es verdadero sí se puede publicar. No conozco ningún editor de revistas matemáticas que utilice la lógica difusa para decidir si un artículo debe ser o no ser publicado.

En una conferencia ante los cadetes de la academia militar de West Point en 1974, Ayn Rand usó el siguiente ejemplo que define su visión de la filosofía: Supongan que ustedes -decía- viajan en una nave espacial y se accidentan en un planeta desconocido. Después de recobrar el conocimiento, éstas son las tres preguntas que ustedes se harán: ¿dónde estoy?, ¿cómo lo sé? Y ¿qué debo hacer? Los tres interrogantes que definen la metafísica, la epistemología y la ética. Tres grandes temas que Ayn Rand aborda con el único instrumento del que disponemos: la razón.

Nos dice Ayn Rand que el cerebro y su función, el razonamiento, es el único equipaje del que dispone el humano para aventurarse en los vericuetos de la vida. A diferencia del mundo animal, en el que el instinto constituye el instrumento de supervivencia, el hombre está compelido a usar su razón. Sin el razonamiento el humano muere. Aunque el cerebro del hombre nace con la capacidad de razonar, esta cualidad habrá de cultivarse y perfeccionarse ilimitadamente con el fin de garantizar la supervivencia de la especie. No le es suficiente al hombre comprender lo obvio que proviene de las primeras experiencias sensoriales, es necesario que descubra las trampas de lo paradójico con la ayuda del conocimiento acumulado por la especie humana y respetando las leyes elementales de la lógica formal. Aún en el proceso de utilización del conocimiento acumulado, el hombre habrá de entender su funcionamiento y alcance, su cerebro habrá de verificarlo o rechazarlo o mejorarlo. Los niveles superiores de pensamiento no los obtenemos gratuitamente, hay que conquistarlos. Un ejemplo de ello lo advertimos en los llamados recursos naturales. Todos ellos son “creados” por la mente del hombre. Si no supiéramos las cualidades y ventajas que podemos extraerle al uso del petróleo, éste no sería un recurso natural, sería un elemento inútil. ¿Por qué la arena es un recurso natural? Porque la mente del hombre ha descubierto que se puede usar como material de construcción de edificios…ctc. También, porque la mente del hombre ha descubierto que el sílice, su componente principal, es la base de la industria de los computadores. No podríamos imaginar el mundo de hoy sin los computadores, no tendríamos agua potable, ni luz eléctrica, ni comunicaciones, ni civilización, agregaría yo, sin el uso de la computación  ¿Por qué el agua es un recurso natural? Porque entre los muchos usos obvios que el hombre le da, la mente humana ha descubierto que el hidrógeno, uno de sus componentes, será la más importante fuente de energía limpia del futuro. ¿Por qué el sol es un recurso natural? Porque además de ser el sustentador de la vida en la tierra, la mente del hombre ha logrado convertir su radiación en energía eléctrica y con ella la conquista del espacio exterior está garantizada. Los ejemplos son innumerables. Sin razonamiento, razonamiento complejo, el hombre no puede sobrevivir.

Ayn Rand resalta el importante hecho del razonamiento individual. No existe un pensamiento colectivo, los colectivos no son organismos autónomos, la opinión unánime de un colectivo proviene de la opinión de cada uno de sus miembros. Con esta observación tan simple, Ayn Rand construye toda su filosofía del derecho. El único derecho del ser humano (derecho natural) es el derecho a su vida, el de la libertad de usar su cerebro y apropiarse del fruto de su acción. No tiene derecho de apropiarse del esfuerzo y logros de sus congéneres sin dar a cambio un valor igual y consensuado.

El derecho natural se apoya en las características primeras del viviente. La manada de leones está caracterizada por su instinto depredador: asechar, reptar, olfatear y emboscar son las herramientas necesarias para su supervivencia. El león que no haga uso de aquellas capacidades no es león. El día que veamos a un león  que sobrevive comportándose como un cordero estaremos ante un espantajo, una perversión de la naturaleza. ¡Qué extraña sorpresa nos llevaríamos cuando caminando por el bosque una hermosa rosa nos dijera: buenos días señor! Estaríamos ante una perversión, se rompería la ley de identidad, A no sería A.

Toda la moral randiana es construída a partir de las cualidades naturales del ser humano: un ser que razona, aprende y actúa. Estas características humanas sólo las veremos desplegadas en estados de libertad. En esta línea de pensamiento Ayn Rand explora los valores de las libertades individuales. Su obra The Virtue of Selfishness, La Virtud del Egoísmo, en su versión castellana, es un compendio de ensayos publicados entre 1961 y 1964. Es una obra polémica, coherente, retadora y muy reconfortante para quienes creemos en el ser humano como individuo y no como miembro irracional de un colectivo. Es una obra valiente pues en aquella época el mundo aplaudía la aparición de nuevos regímenes colectivistas y totalitarios. Es su obra más atacada. Colectivistas, altruístas y místicos no entienden que el egoísmo randiano no es pariente de la insolidaridad, no va en contra del amor al prójimo. Muy por el contrario, el egoísmo randiano es un canto a la dignidad del hombre, al inmenso valor de la autonomía y la libertad personal. El hombre que vive bajo el amparo eterno de la subvención sufre el desprecio inconfeso de su benefactor y representa el pasto  que alimenta las ansias de poder del político que dice trabajar para aquél. El subsidio eterno humilla y parasita. La moral altruista-colectivista y la moral mística son los lobos con piel de oveja que ahondan y perpetúan la degradación de la especie humana.

 

 

 

 

Categorías:Filosofía
  1. rodolfojose80
    septiembre 29, 2008 a las 9:56 pm

    Por fin un poco de aire puro entre el farrago ideológico y confusión politica tan común en America Latina, donde el pueblo en general está siempre predispuesto a recibir sin dar y donde el agradecimiento del beneficiado no alcanza a perdonar al benefactor.-

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: